¡Comparto lo mejor del año!


Hace unos días le pedí permiso a una alumna de Yoga para el embarazo y el Parto para publicar la historia del suyo, porque sinceramente todavía me emociona recordar el corazón brotando por los poros mientras leia su relato, escrito uno o dos dias después de que su hija haya llegado a este mundo. Esa mamá había escrito en ese estado: casi sin haber entrado del todo al puerperio se tomo el trabajo de contar de manera plena su parto como agradecimiento a las personas pero sobre todo agradeciendo a la vida. Recuerdo con claridad como llegó a la clase buscando una experiencia de alumbramiento diferente a la que habia tenido, su persistencia y su confianza. La recuerdo apoyada en el umbral de la puerta una de las ultimas clases, diciéndome "ya están las cartas tiradas, ahora me entrego a lo que sea". Y fue eso: su experiencia nos fundio con el todo, y la compartió por escrito, por eso quiero regalársela a los que no la leyeron porque hasta hoy creia que fue lo mejor del año. Lean por favor este artículo hasta el final y van a estar de acuerdo en que me equivocaba.

Saben lo importante que es la maternidad para la práctica en mi visión del Yoga. Y no solo el hecho de ser padres, no hablo solo de madres, embarazos, partos, niños, crianza...hablo de lo necesario que es aceptar como sociedad que los niños son lo más importante, sean hijos propios o no. Un adulto (hombre o mujer) que no sabe como comportarse con un niño esta perdido, pero si tiene un niño cerca tiene la oportunidad de encontrarse. Un adulto (mujer u hombre) que no sabe como comportarse con una mujer embarazada está, seguramente muy solo, pero habrá miles de oportunidades para recobrarse compañera/o. Porque no vamos a ningún lado solos, ni siquiera a donde estamos.

¡Y no me cabe la menor duda de que ahi se resuelven todos los problemas! ¡ políticos, económicos, culturales, de género, ...¡ internacionales!.estoy segurísima que solo virando un poco la conducción de nuestra vida a priorizar la atención y el cuidado de los menores y acompañar a los padres en las crianzas, en el dia a dia, en como nos manejamos en el trabajo y en el andar...con solo eso desde el acto hacia el cuerpo, hacia nuestros cuerpos (mentales, emocionales, espirituales) asi ,solo con eso, sería todo mucho más fácil. Pero no, vamos hacia el otro lado...¡Todos!, el dinero, los horarios, yo llegué primero, yo no puedo, yo no tengo la culpa, para que los tuvo.., son unos maleducados, le permite todo, tiene hijos para cobrar la pensión... ¡Por favor! podemos llegar a decir cualquier pavada para justificar nuestra desconexión. Detengámonos a charlar o a jugar 10 minutos con un/a niñ@ ( y entreguémonos a recibir la sabiduría de la vida ...si hoy, entre las compras de Año Nuevo y la llegada del verano, Es ahora.

La infancia es la conexión pura con la fuente. Ell@s tienen las respuestas o las reflexiones que necesitamos escuchar; comprenden cualquier contexto porque no tienen prejuicios y son agudos observadores; a diferencia de lo que muchas veces creemos, pueden decodificar con extrema claridad una explicación que les demos desde el corazón y con veracidad aunque no les guste lo que escuchan (también a diferencia de la mayoría de los adultos), y por sobre todas las cosas ellos están aquí unicamente por el amor y por la vida y no lo han olvidado.

Y es por eso también que los padres de niños pequeños o embarazados necesitan nuestro apoyo, aunque no nos guste lo que hacen o nos pesen en el dia a dia, son los que nos traen a estos pequeños sabios. ¡Y no es machista pensar que una mujer es más vulnerable durante el embarazo! una mujer embarazada necesita ayuda desde el inicio de los tiempos, una madre ejerciendo también y es miserable el mostrarse distraid@ o quejarse de ayudar. Y va para tod@s los profesionales, parientes, amig@s y extrañ@s que se crucen en el camino. Si nos ayudáramos entre todos nunca molestaría la maternidad ni la paternidad, a nadie, ni "le sobrarían niñ@s a nadie", como muchos creen. Ni habría abusos, doy fé.

Por eso comparto el texto de Laura, léanlo cuando puedan, espero que lo disfruten y que les den las ganas de vivir que me dieron a mi cuando lo leí y no porque me mencione, nos menciona a todos...porque habla de confiar entre nosotros y comprometernos y creo que la esencia del mensaje se puede trasladar a distintos ámbitos de trabajo y familiares.( Gracias Laura).


Igualmente, también queria contarles que hoy me di cuenta que no era eso lo mejor del año. Hoy llegué a la práctica a las 8 horas del último dia del año , 31 de Enero en Valeria del Mar, Pinamar, un calor infernal y el mar lleno de tapiocas. Y me encontré con 14 personas que querian hacer yoga, no les importaba el calor, la sed, la arena ¡nada! 14 personas que querian compartir la Unión, trabajadosres, turistas, caminantes que se sumaron...algunos padres con sus pichones, (despertados unos por su hija para hacer Yoga en la playa) todos entregados con una sincronia espeluznante Sí la naturaleza nos entrega todo para la clase pero les aseguro que las personas en Unión tenemos una fuerza imparable ¡Vamos todavía! y ahí recapacité:


NO HAY ALGO QUE SEA LO MEJOR DEL AÑO:

LO MEJOR DEL AÑO ES TODOS LOS DÍAS ALGO.

Que nos acordemos cada día del 2017 de esto es mi deseo para todos. Que tengamos gente cerca apoyándonos unos a otros en causas positivas, que puedan tomar formas inesperadas hacia el bien. Paciencia , alegría y confianza.

Gracias por todo lo que somos .

Namasté - In ´la´kch - Soy otra de vos.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

©2016 by Viví yoga/ Viví Unión.   Pinamar.    Proudly created with Wix.com