VIOLENCIA AJENA O VIOLENCIA NUESTRA


VIOLENCIA será muchas cosas, pero no hay duda que la peor es querer matar -de hambre o lastimando cuerpo a cuerpo-, pero el deseo de querer eliminar a otr@s es la forma de violencia más urgente de detener, entristece la confusión en la que estamos sumergidos, particularmente me toca ver colegas y personas que en nombre de la unión, el yoga y el amor , hoy les preocupa mas una vereda o una pared que el bienestar de otro ser, y se auto convencen así de ser civilizad@s. Las personas más inestables al filtro hablan de "patrimonio" e ignoran los derechos que tienen sobre su propia vida.

Se viene pulsando con el exceso de cuidado hacia nuestros cuerpos y en nombre del vegetarianismo, el crudiveganismo y la "espiritualidad" un interés por cuidar la vida de los animales y la higiene del propio colon mas que la vida de los pares, ni hablar de la falsa ecología urbana que solo justifica y revalida nuestro hedonismo, abuso de recursos y consumismo crónico..., pero ya no ver nunca y reproducir todo lo que niegue la vulnerabilidad de la VIDA (la vida si, esa a la que estamos occidentalmente aferrad@s con garras, y guerras y dientes, pero en este caso la vida de otr@) ....

Es imperante que nos cuestionemos que grado de prolijidad debe tener el hambre, la falta de trabajo, la incertidumbre, el acoso judicial,... ¿nos atrapa la negación?, ¿o nos acomodamos donde nos conviene...? mostrar empatía es pasarse para el otro lado? ¿qué lado?... ¿hay lados?

Sabemos que no hay fuerza mas pura que el bien y nos late a todos/as desde dentro y a eso no hay con que darle ni red social o programa de tv que te confunda. El bien es salir a buscar lo que nuestro cuerpo y nuestra familia necesitan para existir, lo que -antes las bestias- hoy la indiferencia y la ignorancia nos quitan. Habría que ver a muchas personas cuanto pacifismo tienen en sus corazones a la hora del hambre, cuanto cuidado y decoro por la ciudad y cuanta discreción a la hora de reclamar, cuando no tienen teclado ni pantalla delante sino la carencia misma. ES URGENTE EMPEZAR A ESCUCHAR NUESTRA VOZ INTERIOR SIN MIEDO, tod@s sabemos intuitivamente lo que esta bien, lo que nos sobra o cuando "tranzamos" y reproducimos el abuso, está en nosotr@s entender que uno/a solo no se salva, ( no te la creas, nunca fue asi...) y nos une la misma necesidad de paz y bienestar pero sobre todo y primero la

necesidad de eliminar tantos excesos, alejémonos de los extremos y nos vamos a empezar a encontrar...y solo vamos a empezar a VIVIR cuando recuperemos el interés en ocuparnos del prójimo...

Si hay algo para reprimir es el vicio de presionar sobre el/la más débil.

NAMASTE

Soy otra de vos.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

©2016 by Viví yoga/ Viví Unión.   Pinamar.    Proudly created with Wix.com