©2016 by Viví yoga/ Viví Unión.   Pinamar.    Proudly created with Wix.com

YOGA  INTEGRAL 

     Unión desde la experiencia de Ser 

Nuestras prácticas desarrollan técnicas de Unión basadas en el método de Yoga Integral o Purna Yoga de Sri Aurobindo. En esa inspiración primera se bosqueja nuestra búsqueda. Pero como ocurre a la mayoría de las personas que intentan el camino de mejorar y mejorarse, un@ no entiende bien qué esta haciendo hasta que empezó a andar, y es entonces cuando el afán de saber se reemplaza por el deleite de descubrir y paradójicamente,  asumirse ignorante es el rasgo de sabiduría más fértil. O algo así. Lo cierto -o lo que podemos considerar para abordar nuestra práctica y aspirar a nuestro autoconocimiento- es que una clase de Yoga Integral no es sólo la integración de diferentes técnicas para ejecutar posturas o facilitar un momento de silencio y serenidad, sino que también está respaldada por el anhelo de transformar nuestra postura cotidiana frente a la vida.

Repasemos un poco: el dominio hindú tiene cinco tipos de Yoga trascendentes en su cultura de la espiritualidad que son: rajà yoga, hatha-yoga, jñàna-yoga, bhakti-yoga y karma-yoga , "tradicionalmente creados para ser adaptados a los diferentes temperamentos"[1] . El Yoga Integral abarca todos los matices individuales de carácter y actitud mental, además, pretende la activación de los recursos ocultos e insospechados de la personalidad humana puestos al servicio de la evolución creativa de la existencia. Esta visión tiene un doble movimiento a diferencia de los otros métodos, o mejor dicho en combinación de todos. El objetivo de todo yoga, (envuelva el tiempo o las vidas que sea) es el Samadhi, el último grado de éxtasis, la iluminación.

Esta búsqueda involucra el desarrollo de una conciencia superior y no estará resuelta sólo al elevar nuestra conciencia sino que la propuesta es que descienda a nuestra vida terrenal para transformarla en la expresión del Ser.Traduciendo o interpretando subjetivamente, es en la vida donde podemos aprovechar la evolución de nuestra conciencia Es en ella la experiencia para abrir el manantial de inspiración creativa que mora en el psiquismo de todo ser humano[2]. Todo lo que podemos ser al servicio de una evolución espiritual social y natural, hacia lo manifestado en la Tierra. Por eso encontramos tanta afinidad en este tiempo con el método moderno de Aurobindo, sobre todo en Occidente, donde nuestra cultura necesita un desarrollo espiritual más profundo y recuperar una conexión leal con la Naturaleza.

Queda aquí una partecita de la teoría, para que empiece a fluir entre los pasillos de lo consciente y lo inconsciente. Un aspecto importante del Yoga es el estudio de los libros sagrados, donde encontramos todas estas referencias en sutras, metáforas hermosas de conocimiento que se interpretan en la intuición y la meditación.

Y la práctica, ese maravilloso espacio donde tocamos el cielo con las manos.

 

 

[1] Georg Feuerstein: Libro de texto de Yoga – Bs. As. Editorial kier (2003) 3ra. Ed. Pag. 33.  

[2] Haridas Chaudhuri Yoga Integral Editoriál Kairós, S.A. (1992). Barcelona. 2da. Ed Pag. 14

El término yoga.

Procede de la raíz verbal sánscrita yuj, que significa”atar, junto, uncir” y puede tener muchas connotaciones como  lazo, vínculo, unidad, control, disciplina,  conjunción de estrellas, regla gramatical, esfuerzo, grupo, equipo, medio, treta, magia, suma… Se relaciona con el vocablo inglés yoke, el francés joug, el alemán joch, el latin iugum, el ruso igo, el español yugo y el sueco ok. En su sentido específico la palabra yoga se refiere a ese enorme cuerpo de preceptos y técnicas espirituales que creció en la india durante milenios trazando diversos senderos de unificación y transformación de la conciencia. Es el ejercicio de la unión y el control para la fusión del individuo con la realidad universal, de la parte con la totalidad de la existencia, de lo perecedero con lo eterno, de la mente con el centro más profundo de nuestro ser, el yo o atman[1].

 

 

 

[1] Idem. Pag. 23.

Purna Yoga o Yoga Integral

El  legado que nos dejó  Sri Aurobindo Ghose (1872-1950) con su crítica y su síntesis moderna de los métodos tradicionales de Yoga está impregnado de una visión armoniosa de la vida con fines sociales y hasta políticos que tienen una relación directa con el amor y la verdad. “Prosigue en línea directa el yoga de la naturaleza. La naturaleza sigue infalible e inevitablemente un yoga que es la ley más secreta de su ser. Yoga significa esencialmente un cambio o transformación, una elevación y una ampliación de la consciencia que se efectúan por medio de la comunión, la unión o la identificación con una consciencia más alta y más vasta”[1]

 Para resumir técnicamente este método, Aurobindo subrayó tres dimensiones:

(1) unión con la dimensión atemporal de la existencia (Shiva)

(2) movilización de las facultades y potencialidades más profundas del psiquismo humano (atman) y

3) cooperación o fusión creativa con el impulso evolutivo del Ser (Shakti)[2].

 

 

 

[1] Sri Aurobindo Yoga Integral Plaza & Janes , S.A. Editores, (1977) España, 1ra. Ed. Pag. 29

 

[2] Haridas Chaudhuri Yoga Integral Editoriál Kairós, S.A. (1992). Barcelona. 2da. Ed Pag. 14